El Camino

(16/03/08)

Voy por un camino que no conocía como creía, un camino que no escogí, uno que ni siquiera me planteé caminar…, que estaba mas lejos de mi de lo que yo pensaba… me perdí en uno de los caminos que transitaba en un principio, uno lleno de alegria, musicas y sonrisas, uno donde las miradas se perdian en el tiempo y el corazón latií en melodías de confianza y amistad…. me perdí en ese camino cuando el camino se hizo estrecho y el egoismo cegó el paso de los corazones, cuando los latidos empezaron a sonar distintos y a perder la armonía, convirtiéndose en ruidos que lastimaban el pecho… de repente ya no hubo lugar para mí en ese camino, y me quedé sola, sin saber para donde ir, dandome cuenta que en mi inmensa desmedida alegría había avanzado demasiado como para volver atras, ya era demasiado tarde como para fingir que nada pasó… y es que yo no soy así… lo que de pasó es un orgullo… es un orgullo sentir, es un orgullo querer, es un orgullo sufrir el dolor de los pies por haber caminado tanto… por haber querido tanto, por haber dado tanto…

Y de aquel camino salí, en el bosque me interné… y… me perdí… a mi suerte me quedé deambulando noche y día, entre calor y frío, entre vacío, tristezas y alegría, entre presente y pasado, entre recuerdos y heridas… Hasta que un dia entendí que hay un solo camino, ese camino es Jesús, y solo allí voy segura. Aun con tristeza, desazón y dolor empecé a caminar lentamente con los pies heridos… pero apenas pisé este camino y las heridos cicatrizaron, los dolores cesaron y el perdón y la paz invadieron mi vida… Mi corazón late de nuevo, en alegría inmensa, con un armonioso sonido, un sonido eterno de agradecimiento y alabanza por haberme mostrado EL camino, por haberme permitido caminarlo…


Y en confianza me entrego a este nuevo camino, no se a donde voy ni cuando llegaré, solo se que lo seguiré, pues al lugar que me lleve bueno será… no importa si a veces cansa, no importa si a veces duele, no importa si a veces miro atrás y añoro un poco de aquel otro camino… basta con recordar que es este EL CAMINO, que me llevará al mejor destino, entregar lo que me aflije y confiar en mi destino… Ya que es tan mío el camino que quizás me termine llevando a donde quiero ir…, de equipaje solo llevo la Fe bien puesta en la grandeza del Señor… y Él escucha mi plegaria, seca mis lagrimas entendiendo el dolor de mi corazón, abrazandolo con su infinito consuelo y el mas puro amor… y quizas, si El quiere, un día me lleve hasta donde le pido, o hasta donde le pido que te lleve a tí… hasta esa bocacalle donde tu camino se una al mío, que es EL CAMINO, la verdad y la vida… donde al fin descanses en este Camino, que tambien te espera, que espera que lo sigas… donde el espacio sea tan grande para que podamos caminar los tres corazones, el tuyo, el mio y en el medio, EL corazon de Jesus, como unico vinculo de nuestros corazones, como armonia de latidos, como manantial de amor y paz, como verdad, amor y vida…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Follow Just Me on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.944 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: